El gobierno departamental, en atención a los criterios establecidos por el Instituto Nacional de Salud (INS) recientemente, tomó las medidas necesarias para hacer frente al último pico respiratorio de 2023 y alerta a las autoridades de salud y a la comunidad sobre su adecuado manejo.

De acuerdo con lo establecido el INS, el país presenta un incremento de las infecciones respiratorias agudas (IRA), de Covid -19, de otros virus estacionales como el sincitial respiratorio, enterovirus, rinovirus, adenovirus e influenza, además de la circulación de distintas variantes de Ómicron como la XBB identificada en marzo de 2023, que continúa circulando y la nueva variante JN.1, de la cual se evidencia su presencia desde la semana del 24 de diciembre. Es de recordar que las variantes de Ómicron son muy infectantes, pero con baja capacidad de producir enfermedad, hospitalización y muerte

Ante la situación anterior, el ente gubernamental nacional vigila y analiza de manera permanente los posibles riesgos en salud con el propósito de vigilar, promover y proteger la salud pública en el territorio colombiano. En el caso del territorio cundinamarqués la secretaría de salud determina que se presenta un leve aumento de infecciones respiratorias agudas durante la primera semana epidemiológica del año, pero no se han evidenciado casos de Covid-19.

Sin embargo, hace un llamado a las entidades territoriales de los 116 municipios del departamento, Instituciones Prestadoras de Servicio de Salud (IPS) y Empresas Administradores de Planes y Beneficios en salud (EAPB), a intensificar las acciones para el control de las infecciones respiratorias agudas (IRA) y COVID-19 atendiendo las recomendaciones del Ministerio de Salud y Protección Social y el Instituto Nacional de Salud en sus boletines 1 y 2 de 2024.

Dentro de las recomendaciones de la cartera cundinamarquesa de salud está contar todo el esquema de vacunación al día, especialmente frente a COVID-19 y la influenza, teniendo en cuenta que se tiene en el departamento una disponibilidad de 7.000 dosis contra la COVID -19 para todas las personas que tengan su última dosis por lo menos hace 6 meses y que pertenezcan a grupos poblaciones con alto riesgo, como población mayor de 18 años con comorbilidades, talento humano en salud y personas mayores de 60 años.

Tenga en cuenta que:

  • Ante cualquier síntoma respiratorio se deben adoptar medidas de autocuidado y cuidado hacia los demás, como el uso de mascarillas, lavado frecuente de manos, el distanciamiento físico, y quedarse en casa que contribuyen significativamente a limitar la transmisión de virus respiratorios.
  • La combinación de vacunación y prácticas preventivas personales es crucial para proteger a la población y frenar la propagación de estas enfermedades.
  • Ante síntomas graves de infección respiratoria aguda por algún virus respiratorio, se aconseja buscar atención médica de inmediato y recibir tratamiento, en especial entre aquellos grupos de mayor riesgo, como niños menores de dos años y adultos mayores, mujeres embarazadas o en posparto; personas con morbilidades clínicas subyacentes, con inmunosupresión y con obesidad mórbida.
  • Consulta de información de fuentes confiables.

Por último, el ente departamental solicita a la población mantenerse atenta y adherirse a todas las recomendaciones que se generen, teniendo como referentes paginas oficiales de la OMS/OPS, Min Salud e INS que están en constantemente monitoreando los cambios epidemiológicos y tendencias de circulación de virus respiratorios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

two × 5 =