La Superintendencia Nacional de Salud prorrogó
hasta el próximo 31 de octubre el proceso de liquidación de la EPS Medimás, que
se inició hace exactamente dos años.
En este periodo de seis meses y 23 días que restan para cumplir ese plazo, el
agente liquidador de la EPS debe culminar el 100% de las actividades necesarias
que conduzcan a la terminación de la existencia legal de Medimás, manteniendo la
tendencia a la disminución del gasto administrativo dentro del proceso liquidatorio.
El concepto de seguimiento al proceso liquidatorio hecho por la Supersalud
destaca los avances registrados en los temas de acreencias, de determinación de
activos y de cobro de la cartera por las gestiones adelantadas con los entes
territoriales y con ADRES.
De acuerdo con la información suministrada por la entidad en liquidación con corte
al pasado 31 de diciembre de 2023, el estado de avance del cronograma del
proceso liquidatorio de Medimás es del 51%.
Aún está pendiente la etapa más relevante y demandante del proceso como es la
determinación del pasivo y su respectivo pago, habida cuenta que se debe
determinar el valor realmente adeudado por la EPS.
Cabe recordar que el primer agente designado por la Supersalud en marzo de
2022 para cumplir con la orden de liquidación de esta EPS fue Faruk Urrutia, quien
fue removido el 18 de mayo de 2013 y en su reemplazo asumió Miguel Ángel
Humanez, actualmente al frente de ese proceso liquidatorio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seven − 6 =