El ministro de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo, anunció que el plan de contingencia del Gobierno Nacional es abrir servicios en clínicas y hospitales donde las EPS los cierren, como ocurrió con varias unidades pediátricas.

El funcionario fue enfático en señalar que le pedirán a estas instituciones de salud que trabajen directamente con el gobierno y sin intermediarios, para garantizar la atención de las personas.

“No nos pueden decir que se cierran los servicios, si se cierran los servicios en las clínicas privadas porque no son rentables, nosotros abrimos los hospitales para cumplir la labor de que ningún niño se quede sin el servicio, porque recursos les estamos dando y aquí hay para que los menores sean atendidos”, señaló.

“Que alguna EPS no pueden seguir en el sistema y se quebraron y no pueden seguir en el sistema, pues aquí estamos listos y hacemos una contingencia, los pacientes que estén en una EPS puede estar tranquilos, porque los recursos están para atenderlos”, señaló.

El ministro además lanzó un mensaje de tranquilidad para los usuarios que pertenecen a las EPS sanitas, Sura y Compensar, entidades que anunciaron que a partir de septiembre tendrán dificultades para la atención de los servicios de salud de 13 millones de usuarios.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seven + nineteen =